Después de la lluvia.

Indivisible la gota que alberga vida.

Fotografía: Mundo Jardín