Esta vez sin grúas.

Lo nuestro una vez más,
son las alturas.