Hacemos jardines que luego son naturaleza “caprichosa” y ortográfica, la y griega rodeada de flores.
Nos gusta mirarla.