La vida no es blanco o negro.
Ni siquiera verde. Por eso nos gusta tanto el Acer Palmatum para tu jardín, porque tiene varias tonalidades que van del verde al rojo.

ACER PALMATUM
©Mundo Jardín