Y el invierno, que no llega.

© Juan Santos Navarro